En Tepic un table-dance de lujo… para nuestros hijos

- Feb 6, 2010

{jathumbnail off}

>

Cuatro mujeres ataviadas con minúsculas prendas, bailan eróticamente en un tubo, luego, en una cama puesta en el escenario, desnudan a un cliente completamente ebrio entre contoneos y roces provocadores, armadas de penes de plástico, todo esto bajo los alaridos del público que al final celebran que ellas también quedan semidesnudas. No, no es el espectáculo de algún table-dance o cabaret del Libramiento. Es el show “Private Night” presentado por el antro de moda en Tepic, Mandala, a donde acuden cientos de jovencitas y jovencitos a divertirse… el lugar favorito de nuestros hijos…

No quisiera pecar de puritano conservador cuando ahora es relativamente fácil que cualquier niño o joven con acceso a Internet puede observar hasta pornografía explícita, si los padres se descuidan. También es cierto que a los antros debieran de entrar sólo mayores de 18 años, la edad “legal” para que los muchachos consuman alcohol y puedan participar en este tipo de “espectáculos” de mal gusto.

El Mandala es propiedad de un empresario miembro de una muy estimada, emprendedora y respetable familia de Tepic, que ha logrado la hazaña de abrir antros similares y exitosos en destinos turísticos tan competidos como Puerto Vallarta y Cabo San Lucas.

De acuerdo a su página web,  la misión de Mandala es la siguiente: “Somos una empresa seria y responsable, que tiene como único objetivo, hacer de tus noches un momento inolvidable, en el que tus sentidos se eleven al máximo, rodeado de un ambiente mágico y que te transportará al paraíso...”

Quizá muchas otras discotheques en México y el mundo tengan que recurrir a espectáculos de este nivel de erotismo para mantener la aceptación de su público. Por ahora sólo recuerdo que uno de los antros mundialmente famosos en el país, el Coco Bongo de Cancún, no ha tenido necesidad de usar penes de plástico en sus shows para lograr llenos todos los días.

La noche del pasado viernes, cuando fue la cuestionada presentación, no sólo pudieron verse bailes de chicas en tubo y la escena de la cama, también varios streapers en calzoncillos le acercaron la parte media del cuerpo a las caras de las muchachitas clasemedieras y bailarinas exóticas frotaron los cuerpos de hombrecitos que aún tenían acné juvenil.

Un tepicense veinteañero, usuario de Facebook, escribió en la página del antro en esa red social: “el Mandala ya es bule, uffff.”

En lo personal, amigos del Mandala, lamento esos momentos “inolvidables”, no quiero esa clase de “magia”, ni acepto que transporten a mis hijos a esos “paraísos”…

 

>

 

>

 

ADVERTENCIA: EL SIGUIENTE VIDEO PUEDE
CONTENER ESCENAS NO APTAS PARA MENORES DE EDAD:

{flv}mandala{/flv}

Deja tus comentarios