¡A sembrar mota!

- Oct 31, 2010

>El 2 de octubre EL UNIVERSAL publicó una entrevista con Michael Hunt, representante de la empresa weGrow. El giro de la empresa: la siembra de mariguana en EU utilizando tecnología de punta en alrededor de 4 mil metros cuadrados. “Nuestra intención es convertirnos en una cadena nacional al estilo de Best Buy”, comentó Hunt. Algo así como el McDonald’s de la mariguana. Para ello weGrow planea instalar tiendas en 12 estados de la Unión Americana.

Por más atrevido que suene el concepto, la realidad es que en Estados Unidos hay 14 estados en donde es legal consumir mariguana para fines medicinales y California está a punto de votar la despenalización de su consumo para fines recreativos. No sólo es una cuestión de salud pública, sino de recaudación de impuestos. Nada más en California la agencia estatal de recaudación espera recibir 1.2 mil millones de dólares anuales. Si se logra ese objetivo sin mayores efectos secundarios podríamos ver un efecto dominó en el resto del país.

¿Cómo queda México parado ante este escenario? Más de nueve mil millones de dólares invertidos al año en la guerra contra el narco, más de 28 mil asesinatos, 45 mil soldados en las calles, la agenda nacional narcotizada, y todo para que del “otro lado” estén pensando en cobrar impuestos sobre su consumo. La contradicción es clara. La nueva realidad kafkiana de EU nos hace dudar de la estrategia. Washington hoy presiona a otros países para que detengan cadenas productivas y de tránsito, mientras que sus gobernadores relajan la ley para abrir supermercados de “mota”. No hay que olvidar que, de acuerdo con la Casa Blanca, 60% de los ingresos del narco mexicano vienen de la venta de esa droga.

Hoy en México hay quienes tienen experiencia y conocimiento en cuanto a su producción. La Organización de Naciones Unidas calcula que en nuestro territorio se siembran aproximadamente 21 mil 500 toneladas al año, cuatro veces más que en EU (5 mil toneladas en 2008). Dicho en términos económicos, nosotros sabemos más de este producto y en consecuencia tenemos una ventaja comparativa. Una ventaja que hoy está siendo desperdiciada al mantenerla en control y para beneficio exclusivo del crimen organizado; mientras que en EU están preparando legalmente una planta productiva para cubrir la demanda. No hay que sorprendernos si en unos años cuando la legalicen en gran parte de la Unión Americana, y México se vea forzado a hacer lo consecuente, los mayores productores de mariguana sean empresas estadounidenses como weGrow que le ganaron el mercado a otros jugadores.

Por todo lo anterior, vale la pena discutir la propuesta de legalización de la revista Nexos y de Jorge G. Castañeda. Con independencia de los beneficios que proponen, legalizar la mariguana en México antes que en EU es una forma de tener una industria regulada, moderna y lista para el mercado. No se trata de dejar de perseguir a los narcotraficantes. Sin duda son delincuentes y sus crímenes deben ser procesados conforme a derecho. De lo que se trata es de legalizar, antes que otros países, un producto que eventualmente podría ser legalmente exportado.

Se trata de crear cadenas productivas y de distribución quitándole las ventajas de la ilegalidad al narco, y entregándole ventajas a nuestros empresarios y campesinos. Se trata de liderar el cambio en el paradigma internacional de la lucha en contra de la mariguana que no ha hecho más que poner un peso excesivo sobre los países en vías de desarrollo y evitarle costos a los consumidores. Legalizarla no resolvería todos los problemas del narco, pero sí alcanzaría algo que ni la política militar, ni la de inteligencia financiera han logrado: debilitar en 60% su poder económico. Las reglas sobre el mercado de mariguana están cambiando, ¿estamos listos para jugar con ellas?

Comentarios: ggarciasanchez@gmail.com @guillermojgarci

El autor es abogado y licenciado en Relaciones Internacionales

Deja tus comentarios