Hasta cuándo vamos a decir ¡Ya basta!

- Ene 10, 2011

>• Carta de Luis Vallarta Porras a Antonio Tello

Estimado Antonio:

A continuación quisiera compartir contigo algo que me ha tenido inquieto desde el lamentable fallecimiento de mi primo “El Chino”, nota que por cierto agradezco la manera profesional en que la presentaste a tus numerosos lectores y quitarme en parte ese falso sentido de la extraña vergüenza que sentimos cuando en realidad tenemos el deseo de gritar un sentimiento. 

¡¡NOS SENTIMOS AGRAVIADOS!!

Retumban esas palabras en mi mente al recordar lo dicho por mi primo, mi hermano, Sergio Emilo Hernández Porras, en el sepelio de su hermano Luis Mauricio, a quien cariñosamente todos conocíamos como “El Chino Porras”, y que fuera cobardemente asesinado cuando quisieron secuestrarlo afuera de uno de sus negocios. Y tiene razón “El Gordo”, nos sentimos agraviados de pensar que le cortaron de tajo la vida a un buen padre, a un buen esposo, a un buen hijo, a un buen hermano y excelente amigo. 

Pero también nos sentimos agraviados por que vemos que esto se ha convertido en el pan de todos los días y nuestras autoridades no quieren o no saben como combatirlo.  Y nos sentimos agraviados por la Tamalera que mataron en Acaponeta, los Ingenieros Llanos del Conalep, la Señora de afuera del Seguro Social, los secuestros del Marlin, del Ferretero, del Chatarrero y de los casi 400 muertos que hemos tenido en el estado en poco mas de un año y que nos resultan ahora algo cotidiano y no merecen ya siquiera un comentario de sobre mesa.
Pero también debemos sentirnos apenados, apenados Antonio de que desgraciadamente nos hemos vuelto una sociedad pasiva, cómoda, que festejamos las mentiras y los logros que presumen las autoridades y en vez de exigirles que nos regresen nuestro Nayarit, nos quedamos callados, cruzados de brazos, y solamente vemos como ejecutan a seres inocentes que nada tienen que ver en esta estúpida guerra que nadie entiende. 

Hasta cuando vamos a permitir que sigan mutilando nuestras vidas, hasta cuando vamos a decir, ¡¡YA BASTA!! 

Te dejo esta pequeña reflexión solo con el ánimo de compartirlo con un amigo, dejándote como siempre mi respeto y cariño. 

Tepic, Nayarit; 10 de enero de 2011

Luis Vallarta Porras

Deja tus comentarios