¿Cómo hizo un novel ingeniero para sacar a Huajicori de la barranca?

>El joven ingeniero Héctor Gómez Gurrola pudo cumplir su sueño de cambiar la historia de Huajicori, su olvidado y pobre municipio natal.

Logró abrir caminos a lo largo y ancho de la geografía de su tierra, construir la primera carretera pavimentada, llevar agua potable a decenas de localidades, poner piso firme en cada casa-habitación, dotar de cocinas libres de humo a casi todos los hogares y apoyar proyectos productivos que mejoren los niveles de vida de las familias.

Eso le pidieron cuando buscó la presidencia municipal en 2008. Al tomar protesta como alcalde, el 17 de septiembre de aquel año, tuvo la certeza de que iba a cambiarle la vida a los huajicorenses pero no tenía clara idea de cómo lograrlo pues se necesitaban inversiones descomunales por el enorme atraso que registraba ese municipio pobre y olvidado.

Tocó todas las puertas, habló con funcionarios de todos los niveles y apenas en su primer informe dio cuenta de tal número de obras, que no se habían hecho en cuatro o más trienios.

El año pasado Huajicori recibió un premio nacional por un programa de salud para evitar la muerte de madres durante el embarazo o parto.

La Unidad Deportiva de la cabecera municipal y la Casa de la Cultura, con una biblioteca que por su tipo hay pocas en todo México, son dos obras magnas emblemáticas de la administración de Gómez Gurrola.

¿Cómo pudo lograr todo esto este egresado del Instituto Tecnológico de Tepic?  Con una inversión por persona superior a la media nacional, 11 veces más en 2010. Todo a fuerza de gestión en las diversas dependencias del gobierno federal.

Y por si fuera poco, no endeudó a su municipio. Y a su sucesor le dejará recursos para la nómina, los aguinaldos y algunas obras en proceso.

Tal vez por eso el poeta Octavio Campa Bonilla dijo de él recientemente en las redes sociales:

“¿Qué sería de los pueblos sin seres como Héctor? Sin el vigor, a prueba de dudas e infortunios, de obstáculos diversos, de adversarios gratuitos que no aportan y que además se oponen al progreso. Sin personas honestas, como tú, Presidente, que desafiando al tiempo, llevaste a Huajicori en tan solo un trienio, con tesón y trabajo por la innegable senda del progreso…”

 

(El autor de este artículo, Jorge Enrique González Castillo,
es publicista, editor, periodista y encuestador nayarita)

 

Deja tus comentarios