¡Pelearaaaaaaán a seis rounds!

- Oct 20, 2011

>• Ney González Sánchez se preparó largamente para ser gobernador de Nayarit, sin embargo jamás se preparó para dejar de serlo, confiado en que desde el poder forjaría un maximato que se perpetuaría más allá del sexenio

PASOS EN LA AZOTEA. Lo publicó el martes pasado el diario Reforma en su sección de Trascendidos titulada Templo Mayor:

"UN NUEVO megaescándalo de deudas millonarias está por estallar en 5… 4… 3… 2… 1… ¡Nayarit! EN ESTOS DÍAS el flamante gobernador Roberto Sandoval pondrá al descubierto la herencia envenenada que dejó Ney González. QUIENES SABEN del caos financiero en la entidad dicen que el nuevo mandatario acusará públicamente a su antecesor de haber contraído deuda indebida, es decir, al estilo “moreirazo”: sin cumplir con los requisitos que marca la ley y en lo oscurito. LA COSA es tan grave como que la deuda real de Nayarit es de más del doble de lo que oficialmente se conoce. ES DECIR que no son los 3 mil 600 millones de pesos que se tienen registrados ante la Secretaría de Hacienda, sino más de ¡7 mil millones de pesos! SI BIEN, la cifra puede parecer pequeña al lado del cráter que dejó Humberto Moreira en Coahuila por 34 mil millones de pesos, la realidad es que se trata de un mundo de dinero para un estado como el nayarita, con apenas un millón de habitantes. DE HECHO, con la revelación del monto real, Nayarit brincaría de la novena a la cuarta posición en la lista de entidades más endeudadas en función de su población. UN DETALLE imposible de pasar por alto es que la guerra que viene entre Roberto Sandoval y Ney González será fratricida, pues ambos son priistas.”

MENSAJES CIFRADOS. Es más que evidente que la discreta publicación realizada en el diario Reforma representa un mensaje con dedicatoria especial para el ex gobernador Ney González Sánchez, a quien se le están mostrando algunas de las cartas que serán utilizadas para dinamitarlo políticamente con consecuencias altamente imprevisibles. Aunque pudiera pensarse que el distanciamiento entre Roberto Sandoval y Ney González se deriva de la desastrosa forma en que el nuevo gobernador asumió el estado, los verdaderos motivos hay que buscarlos en el pasado, durante los seis años anteriores en los que Roberto Sandoval mostró una actitud prudente e institucional ante los desplantes arrogantes del entonces gobernador. Sandoval no fue alcalde de Tepic gracias a Ney, por el contrario, el líder de los tablajeros llegó a la alcaldía a contracorriente, desconcertado porque a pesar de haberle impuesto prácticamente a toda su planilla, Ney González todavía le lanzó al ruedo a Pablo Montoya con la intención de descarrilarlo, pero el sombrero ya había hecho su magia y no había forma de bajar a Roberto de la candidatura a la alcaldía. Lo mismo pasó en el proceso para gobernador, al cual Sandoval llegó en los cuernos de la luna, sin la mínima posibilidad de que Ney lo desplazara con alguno de sus incondicionales.

LA FORMA ES FONDO. Nacido en pañales de seda, Ney González Sánchez se preparó largamente para ser gobernador de Nayarit, sin embargo jamás se preparó para dejar de serlo, confiado en que desde el poder forjaría un maximato que se perpetuaría más allá del sexenio. Pudo haberlo logrado, tenía todo para hacerlo, por desgracia en la recta final de su mandato perdió por completo el rumbo al pretender imponer a su esposa Sharo a un alto puesto de elección popular, primero la diputación y posteriormente la alcaldía. Y eso por decir lo menos, porque es evidente que la colocación de decenas de espectaculares con la imagen de Sharo en todo el estado tenía un objetivo muy superior que para su desgracia nunca se consiguió. Tal vez el cisma de esta relación entre Ney y Roberto el domingo 30 de enero de este año, cuando el entonces gobernador subió a su muro de Facebook un video en donde se escucha una conversación que sostuvo con el entonces alcalde de Tepic Roberto Sandoval. En el video, ampliamente difundido a nivel nacional, se aprecia la forma grosera en la que el mandatario trata a un presidente municipal que por su investidura era autónomo del poder estatal. Aunque el propio Ney dijo que el video había sido subido a la red social de forma involuntaria, siempre quedó claro que se trató de un acto deliberado para exhibirlo ante la opinión pública.

NOBLEZA OBLIGA. A contracorriente, Roberto Sandoval fue tejiendo una red paralela a Nayarit que le permitió conseguir la candidatura a pesar de la oposición de Ney González. Del juego acabó cuando Humberto Moreira le informó personalmente a Ney González que tenía instrucción de Enrique Peña Nieto de hacer candidato del PRI a Roberto Sandoval, ante lo cual Ney mandó a su esposa  Sharo a pronunciarse a favor de Roberto Sandoval como el candidato de la Ola Roja. Por desgracia Ney pretendió cobrar muy caro ese favor, imponiendo a la mayoría de candidatos a diputados locales y buena parte de los presidentes municipales. De manera especial Ney metió las manos en Bahía de Banderas, donde Roberto Sandoval había decidido que Julio Larios fuera el candidato del PRI, provocando a través de Omar Reynozo y Jaime Cuevas que el candidato del PAN ganara la alcaldía. Todos esos agravios se patentizaron durante el proceso de entrega-recepción que fue amargo por culpa de los funcionarios salientes que jamás permitieron a los entrantes empaparse del estado real del gobierno antes de la toma de posesión. La gota que derramó el vaso fue la criminal basificación ordenada por Ney González en sus últimos días de gobierno, lo que permitió que cuando menos 700 de sus incondicionales fueran incrustados en la nómina estatal en calidad de inamovibles.

POSDATA. Dice el refrán que hay tiempos de lanzar los cohetes y tiempos de recoger las varas. Ney González ya está en esa etapa y deberá tener mucho cuidado en que una vara no lo atraviese en su regreso a la tierra. El ex gobernador puede hacer caso omiso de los mensajes telegrafiados y prepararse para la guerra, tiene al menos en apariencia el control del Congreso, aunque algunos analistas señalan que solamente tiene el control de 10 de los treinta legisladores, aunque esos 10 son mayoría en la bancada priista. De igual forma Ney tiene el control de algunos ayuntamientos panistas y priistas y el dominio del Poder Judicial, en cambio Roberto Sandoval Castañeda tiene el control absoluto del dinero, y dicen que dinero mata carita.

VOX POPULI. Ante este escenario se habla de un choque de trenes entre Roberto Sandoval y Ney González, pero no hay tal. Es más bien una locomotora a punto de arrollar un carrito de esos de palanca que usan los trabajadores del riel para desplazarse por las vías. Fuera del poder, Ney González está totalmente limitado ante un pleito con un gobernador que está muy bien cobijado por su pueblo. Más todavía, si Enrique Peña Nieto fuera el fiel de la balanza, de antemano se sabe cargado a favor de Roberto Sandoval, quien a su favor tendrá el hecho de que el gobierno federal utilizará a Ney González, junto a Humberto Moreira, para ejemplificar la forma desastrosa en la que algunos gobernadores priistas han endeudado escandalosamente sus estados. Ante este adverso escenario, lo más prudente que puede Ney González es ordenar el retiro inmediato del campo de batalla de la Ola Roja y anunciar que se va a Harvard a estudiar una Maestría en Gestión Pública o un Doctorado en La Sorbona de París.

Deja tus comentarios