Nayarit, el joven de 95 que no tuvo fiesta de cumpleaños

>La banda. El mariachi. Lo que sea. ¿Se fueron de puente? ¡Me lleva…! Somos los desmemoriados, como siempre. ¡Hoy cumplimos 95 años y andamos en otros trajines!

 Este 5 de febrero festejamos nuestros primeros 95 años como estado libre y soberano de Nayarit.

Durante el Virreinato tuvimos el nombre de la Nueva Galicia. Ofrecimos resistencia a la dominación española. Rebeldes fuimos en la Independencia. En el México independiente volvimos a la rebeldía agraria, geografía de Jalisco como Séptimo Cantón. Para someternos, nos dieron el carácter de Distrito Militar. Separatistas, alcanzamos la categoría de Territorio de Tepic. Y el 5 de febrero de 1917 la Constitución nos erigió Estado Libre y Soberano.

Algunos aduladores, que siempre hay, propusieron que llevara el nombre de Venustiano Carranza, presidente de México en ese momento. Y ese señor de grandes barbas resistió la tentación de su narcisismo y se inclinó porque el nuevo estado honrara a Nayarit, el mayor jefe cora que algunos conocen como Rey Nayar.

Los diputados electos por Tepic al Congreso Constituyente dieron la pelea y lograron la aprobación para erigir el estado de Nayarit. En el artículo 43 se incluyó como parte integrante de la federación y fue necesario un artículo exclusivo, el 47, para determinar que “tendrá la extensión territorial y los límites que comprende actualmente el Territorio de Tepic”.

Por telegrama se enteraron los tepicenses que ambos artículos habían sido aprobados el 26 de enero de 1917. Y hubo fiesta.

El 5 de febrero se promulgó la Constitución.

Se nombró gobernador provisional al general Jesús M. Ferreira, quien el 1 de mayo declaró solemnemente que en cumplimiento del mandato constitucional a partir de esa fecha el Territorio asumía el carácter de estado.

Luego convocó a elecciones. El último día de ese año asumió el cargo de primer gobernador José Santos Godínez.

Los seis gobernadores interinos en los primeros años del estado hablan de nuestro difícil y conflictivo comienzo como estado.

Nayarit cumple sus primeros 95 años como estado y merecía una pachanga en grande. Ya se nos pasó, pero todavía hay remedio: el 1 de mayo, si no andamos de puente, podemos hacer un festejo a la altura, para iniciar la conmemoración de nuestro primer centenario.

Que sirva el primer centenario para conocer nuestro pasado milenario y extraordinario, para replantear nuestro presente y construir nuestro futuro.

A partir de esta fecha en este espacio haremos la parte que nos corresponde, y esperamos hacerla bien, como decía el ahora ex gobernador innombrable, ése que nos contó las mil y una maravillas en que había convertido a Nayarit y que hoy el nuevo discurso oficial determina que eran fantasías construidas con golpes de propaganda y un enorme endeudamiento que nos hipotecó por décadas.

En breves textos de divulgación haremos un recorrido por nuestra historia regional. ¡Aunque vengan otros puentes!

 

Foto: Espinosa, Limón y Cedano, los constituyentes que nos dieron patria chica.

 

 (* El autor de este artículo, Jorge Enrique González Castillo, es publicista,
editor, periodista y encuestador nayarita. También es autor del libro
de texto gratuito de tercero de primaria sobre historia regional)

Deja tus comentarios