En cada cambio de gobierno, 'se van los pendejos y llegan los listos'

- Feb 3, 2014
El pasado 7 de enero inició en Nayarit el proceso electoral y que culminará cuando los ciudadanos nayaritas votemos el 6 de julio. Seguramente apenas un poco más del 50% del padrón acudiremos a las urnas a elegir a nuestros sacrificados representantes populares, 30 diputados, 18 por el principio de mayoría relativa y 12 por representación proporcional que también se les conoce como “de regalo”; 20 presidentes municipales; 20 síndicos y 138 regidores. Estos personajes serán propuestos o mejor dicho registrados ante la autoridad electoral por los partidos políticos, coaligados o no, llámese PAN, PRD, PRI, PANAL, PRS, PT, MC, VERDE, si más no recuerdo son los que cuentan con registro estatal. Y los candidatos independientes seguramente esperarán mejores tiempos, pues hubo muchos candados en la ley para este tipo de aspirantes, una vacilada de mal gusto. En tanto, los partidos políticos siguen conservando el monopolio y por ende el cajón de los recursos vía prerrogativas estatales y federales; no era cualquier cosa que estaba en juego al aperturar las candidaturas independientes, estaban los pesos de por medio -y muchos por cierto-, por eso tantas trabas a quienes pensaban agarrar por la libre. En fin, estos sacrificados “representantes populares” 208 en total, quienes en automático entran a la respectiva nómina mensual, más los gastos de novias, novios, gasolina, “gastos de representación”, compensaciones, viáticos, robos a las arcas públicas. El puro sueldo visible, que por cierto es el menor, suman un total de aproximadamente 15,000.000.00 (quince millones de pesos mensuales). Esa cantidad, apenas es una partecita del costo de nuestra democracia, para administrar la pobreza de casi un millón de nayaritas. De entrada la ciudadanía se siente ofendida y se refleja en el bajo interés el día de las votaciones. Lejos de sentirse representado, el ciudadano se siente ofendido, enfadado y timado. Y cuando se cree ver una luz al final del túnel, como en el caso de las candidaturas independientes, la complicidad oficial y partidos políticos, de tajo la apagan para seguir gozando de las canonjías vía recurso público, nada que huela a democracia, mejor hacer causa común para seguir gozando de las bondades de nuestros impuestos. De estos miles de aspirantes a ocupar los 208 cargos, los más ingenuos iniciarán el 7 de abril, porque otros en clara violación a la ley desde tiempo y en verdaderos actos anticipados de campaña ya ofertan sus mentiras en sus alocadas promesas de campaña. Los candidatos nos ofrecerán que llegando a ocupar sus cargos, entre otras utopías, terminarán con la desigualdad social, pobreza, marginación, desempleo, corrupción, analfabetismo, ninis, policías corruptas, administración y procuración de justicia al mejor postor. Serán cosa de un pasado fallido, algo así como una pesadilla; nos ofertaran una calidad de vida propia de ciudadanos suecos, holandeses, noruegos, ingleses, daneses, por lo tanto el aumento reciente al salario mínimo vigente que no llega a los dos pesos con cincuenta centavos, será cosa del pasado. Recuerdo aquel personaje muy querido en la sociedad nayarita, a quien todo mundo le debía un favor, siempre Director de Transito del Estado, Don Julio Casillas, quien decía que en cada cambio de gobierno, “se iban los rateros y llegaban los honestos… se van los pendejos llegan los listos”, y soltaba su sarcástica carcajada, que se podía interpretar como que al final de la jornada, la película se ve igual o más borrosa. * El autor de este artículo es catedrático de la UAN

Deja tus comentarios