Historia de nuestro tiempo: Una luz para Miguel

• Él necesita una silla de ruedas y una guitarra para sobrevivir

Tepic.- La vida de un músico en ocasiones se torna llena de dificultades debido a las pocas oportunidades de trabajo, algunos, terminan sus días como ‘músicos urbanos’, es la historia de Miguel Hernández Delgado, de 44 años de edad.

Miguel y su familia conformada por su esposa María de Jesús y su hija de ocho años enfrentan la vida, con sabores y sin sabores.

Miguel, bautizado por muchos como ‘El Chalino de Tepic’, enfrenta más que la penuria económica día tras día, también su discapacidad visual desde niño y recientemente le amputaron una pierna a causa de su enfermedad, la diabetes.

Se considera un luchador, feliz y un esposo y padre amoroso, trabajador, aunque los años ya le pesan y el cansancio comienza a vencerlo. Además su esposa comienza a enfermar también.

Por si fuera poco, la familia Hernández no cuentan con energía eléctrica.

Su esperanza es poder continuar para hacer que su hija triunfe, pues desea realizarse como Maestra en Educación.

Miguel acepta que la vida le ha puesto demasiados retos, aún así espera que la sociedad le brinde una ‘mano’ para continuar, pues necesita una silla de ruedas en buen estado así como una guitarra, ambas ya no sirven.

Enlace al video para celulares

Deja tus comentarios