A 97 años de Nayarit ¿todavía nos sentimos algo jaliscienses?

- Feb 5, 2014

Tepic.- Como la mayor parte de los medios de comunicación se han encargado hoy de hacérnoslo saber, --por lo que dudo, que alguien no lo sepa ya- hoy celebramos un año más de la instauración de Nayarit, como Estado Libre y Soberano.

Todavía hasta antes del día 5 de Febrero del año de 1917, éramos un territorio federal y antes fuimos parte del territorio del estado de Jalisco, cuando pomposamente nuestra tierra era llamada ‘El séptimo cantón’.

Hoy a 97 años de la creación de nuestro estado como tal, tengo la ligera impresión de que seguimos teniendo estrecha vinculación hasta ideológica con nuestra antigua capital: Guadalajara. Fuera de los camarones al vapor, el pescado zarandeado y los políticos corruptos, creo que no hay muchas otras cosas que nos dan identidad a los nayaritas.

Si es el Rey Nayar, jamás se ha comprobado históricamente su existencia y la mayoría de habitantes del estado solo se dan una idea de cómo era este, por el monumento que esta allá por la Dirección de Tránsito.

La hazaña casi poética de Juan Escutia ha sido puesta en duda y cuestionada por un sinnúmero de historiadores, muchos otros hasta dudan de su existencia -sí, a mí también se me hace raro, ser de Tepic, y no conocer a nadie con ese apellido- y del gran Amado Nervo, siempre he tenido la impresión que nunca estuvo muy conforme con ser oriundo de estas tierras pues sólo hay un escueto escrito donde hizo alusión a su tierra natal y fue un verdadero trotamundos que jamás volvió a su tierra, por ello en ocasiones el que esto escribe siente que son un tanto inmerecidos tantos homenajes para este gran poeta, quien fue algo ingrato con la cuna que lo vio nacer.

Hoy tenemos nuevos héroes, ya no son feroces guerreros imaginarios, o patriotas soldados que antes de permitir que mancillen su bandera se inmolan envolviéndose en ella, tampoco poetas desarraigados, hoy son grandes deportistas, algunos de ellos de clase mundial, a quienes por ser bastantes afortunadamente, no podría mencionar, y aun así lamentablemente seguimos con la nefasta costumbre de importarlos de otros lugares, y sí, ¿de dónde creen? del rumbo de Jalisco, e incluso, algunos los llaman hasta hijos adoptivos de Nayarit, ¡como si aquí no hubiera buenos boxeadores!

Pero pues qué podemos hacer si así somos, coincidirán conmigo que nada más nos empieza a ir un poquito bien económicamente y ya queremos ir de compras a Guadalajara, se nos hace chiquito nuestro bello Tepic, es una aspiración de muchos hacer la despensa en Costsco, ir de shopping a Plaza Galerías, la Gran Plaza, o últimamente a Andares, de donde todo mundo habla que los políticos locales tienen departamentos y propiedades.

Todos tenemos algo de malinchistas y de ingratos hacia nuestra pródiga tierra, bueno hasta las modas son importadas de por aquellos rumbos, los primeros rockeros, los darketos, los emos y recientemente hasta los hipsters, llegan por el Plan de Barrancas.

Somos una sociedad que nos encanta emular a nuestros vecinos del sur, por cierto he de reconocer que la moda de andar en bici y los paseos nocturnos (que sí, tambiénadivinaron, viene de Guadalajara) es una idea muy sana y que ha tenido gran aceptación en nuestra ciudad. Modas como esa siempre serán bien recibidas, aunque lamentablemente como moda, casi estoy seguro que pronto pasará y se irá como llegó. No importa, vendrán otras y si casi aseguro que será por el rumbo de Guadalajara.

Conviene preguntarnos entonces ¿qué tanta identidad tenemos como nayaritas, o si aún nos sentimos después de 97 años, un poco de jaliscienses?

Foto: Cuartoscuro

Deja tus comentarios