Nayarit también tiene 43 desaparecidos, la mayoría 'levantados' entre 2009 y 2012

- Nov 11, 2014

Reporte Especial.- El 26 de septiembre de 2009 en Tepic, un familiar recibió una llamada telefónica de Otoniel Martínez Rosas, quien angustiado le dice que se encuentra herido a bordo de una ambulancia rumbo a la Cruz Roja. Minutos después, por la avenida Insurgentes frente a El Molino, un grupo de sujetos armados interceptan la ambulancia y se llevan al lesionado. 5 años después, nada se sabe de Otoniel.

En plena mañana del lunes 6 de diciembre de 2010 en Tecuala, Dimitri Felipe Lora Canales y su esposa salieron de la Dulcería Liz, cuando de pronto por la calle Guadalajara entre Hidalgo y Morelos fueron interceptados por cuatro hombres empistolados con la cara descubierta quienes lo obligaron a subirse a un vehículo. Dimitri nunca regresó a su casa.

“Tiene un diamante en el diente canino derecho” dice en la descripción de las señas particulares de Julio César Godínez Romero quien fue secuestrado en Tepic el lunes 3 de enero de 2011 cuando se dirigía a su trabajo. Los delincuentes llamaron a la familia para avisar del plagio pero luego ya no hubo comunicación.

* * *

Estos tres sucesos son una muestra de las 43 personas reportadas desaparecidas o no localizadas en Nayarit en los últimos 14 años y que están registradas en la base de datos de la Procuraduría General de la República (PGR), la mayoría de estos casos en el olvido, por quienes nadie protesta ni se indigna.

En estos registros destacan al menos 20 secuestrados y/o levantados entre los años 2009 y 2012 durante la escalada de violencia desatada por el crimen organizado en la entidad.

Pero también hay 8 niños y adolescentes, así como 5 mujeres en esta lista, de los que no existen mayores datos.

Se desconoce cuándo fue la última vez que la dependencia federal actualizó esta información pública y si algunas de estas personas ya fueron localizadas, como es el caso del empresario de origen español José Luis Crespo Llabrés, quien fuera secuestrado el 4 de febrero de 2012 y cuyos restos mortales se encontraron en marzo de este año siendo reconocidos por su familia; pero para la PGR este hombre sigue desaparecido y hasta hace poco ofrecía un millón y medio de pesos de recompensa por quien diera datos de su paradero.

El caso más reciente reportado es el de Antonio Hernández Alonso de 81 años de edad y que fue ampliamente difundido en redes sociales. El 30 de marzo de 2013, Don Antonio se encontraba Aticama, San Blas, en un campo de fútbol jugando un partido familiar, cuando dijo que iba al baño y desde ese momento misteriosamente desapareció. Ha sido buscado intensamente sin éxito por sus familiares y por la autoridades.

Los que no están en la lista

NAYARITENLINEA.MX recientemente documentó dos casos de desaparecidos que no están en las listas oficiales de la PGR.

Se trata de Cristian Amadeo Salcido de 36 años de edad, quien está desaparecido desde noviembre del 2012, cuando se encontraba en tratamiento psiquiátrico en el centro Marakame, del cual huyó sin consentimiento alguno.

Por su parte, Héctor Javier Torres Arteaga, también de 36 años de edad y comerciante tepicense, se le vio la última vez al terminar la final televisada del futbol mexicano América-León el pasado diciembre del 2013 en Manzanillo, Colima. Hoy nadie sabe de él. Sólo hay rumores y sospechas pero nada en concreto.

Deja tus comentarios