Sí hay Esperanza por Nayarit, sin odios, sin fobias, sin división, sin rencores

- Ene 28, 2015

Por Antonio Echevarría García

Es la esperanza del ser humano la que hace posible conquistar sus propios sueños.

Es verdad: con amigos se conquista el mundo, con amigos se hace política, con amigos se hace empresa y con amigos podemos compartir retos.

Han transcurrido 17 años y nos sigue reuniendo el mismo propósito: ser amigos... El tiempo, sólo ha hecho más fuertes nuestros lazos de amistad y el mismo tiempo nos ha permitido ganar más amigos.

En torno a aquello que un día fue la lucha de unos y luego la lucha de muchos, ciertamente, un día, la esperanza de muchos fue la esperanza de todos.

El "Desayuno entre Amigos", sin duda, fue el origen del mayor movimiento social y político en Nayarit que a finales del siglo 20 cristalizó en gobierno.

Recuerdo que en 1998 en el primer "Desayuno entre Amigos" se habló de política, en 2015, diecisiete años después, se sigue hablando de política, porque la política no es exclusiva de nuestros políticos y porque la política para los ciudadanos tiene más de esperanza y retos.

Hoy, celebramos la valentía de aquellos hombres y mujeres que enfrentaron condiciones adversas, verdaderamente adversas, hoy reconocemos su aportación que hizo despertar la conciencia social y que puso al ciudadano común a soñar con que sí era posible cambiar.

Eso, amigos y amigas fue valor a toda prueba...después del "Desayuno entre Amigos" de 1998 y de la elección de 1999, la historia de Nayarit en términos de ejercicio de la política cambió para siempre.

En 17 años ha habido un cambio generacional, me cuento entre una nueva generación de nayaritas que busca que a Nayarit le vaya mejor, me cuento entre los muchos hombres y mujeres, de todas las edades, de todas las actividades y condición social y económica que buscan dar esperanza a Nayarit.

Y no es obsesión sino la convicción personal la que nos mueve a hacer política en Nayarit, bajo una visión distinta, de entrada, sin rollos, sin mentiras, sin pose y sin promesas.

Soy empresario y hago política, política económica que genera desarrollo y empleos, que construye y unifica criterios a veces tan diversos.

Aspiro como todos ustedes a sumar mi esfuerzo a las causas más sentidas, con hechos, con acciones, porque creo que no es suficiente la buena intención y el discurso.

Este "Desayuno entre Amigos" es un marco inmejorable para dejar muy claro, que no hay enemigos políticos, que no vemos como adversarios a quienes también buscan hacer de Nayarit un mejor estado para todos.

Creo en un nuevo ejercicio de la política que incluye a todos y a todas, creo que el fin de la política no debe tener por obsesión un cargo de elección, es más, creo e impulso con muchos de ustedes respuestas reales a los problemas más sentidos de los nayaritas, sin empeñarnos en que el fin único debe ser el poder formal.

Aprendí de mis padres que la gratitud es el valor más grande que puede tener una persona, con esa enseñanza, les digo gracias a todos y todas ustedes por su amistad, por su confianza para hablarnos de frente y por su consejo...son ampliamente correspondidos.

Que nadie nos diga que no podemos ni que no debemos hacer política, que nadie lo intente, que nadie imponga reglas que no estén sustentadas en la razón y el legítimo derecho de expresarnos libremente.

Hoy, Antonio Echevarría Domínguez, padre, somos muchos más que aquel 28 de enero de 1998, hoy somos muchos más los que queremos darle Esperanza a Nayarit.

Hoy nos reúne aquel encuentro de 1998, nos convoca el ser amigos, compartir una misma visión sobre las condiciones actuales de Nayarit y sobre lo que creemos puede ser con la suma de voluntades desde lo ciudadano.

Para quienes lo preguntan: Sí hay un Movimiento de Esperanza por Nayarit, somos todos nosotros y muchos más ciudadanos que queremos ser mejores empresarios, mejores profesionistas, mejores campesinos, mejores obreros, mejores estudiantes, mejores comunicadores, mejores madres y padres de familia, mejores dirigentes y mejores políticos.

Sí hay Esperanza por Nayarit, sin odios, sin fobias, sin división, sin rencores… construir grandes retos requiere de absolutamente todos.

Hay, amigos y amigas una historia por escribir día a día. Quiero como muchos de ustedes escribir una nueva historia en un tiempo distinto al de hace 17 años.

Aprendamos de la historia, valoremos lo bueno pero démosle una nueva dimensión a la política, comparto con todos y todas que una nueva generación debe escribir su propio destino.

Sigamos impulsando política que construye acuerdos, que unifica, que genera desarrollo y empleos.

Que la esperanza de muchos, sea la esperanza de todos. En este movimiento por dar esperanza a Nayarit, a los nayaritas, cabemos todos, absolutamente todos.

Muchas Gracias.

Deja tus comentarios