¿En quién piensa el señor gobernador?

- Ago 13, 2015

* Es ingenuo suponer que Roberto Sandoval jugará sin candidato, así que hay que estar atentos a los indicios de los próximos meses, cuando deberá quedar claro quién es el favorito del gobernador

Con Guadalupe Acosta Naranjo alborotando el gallinero de la oposición es justo preguntarse ¿en quién piensa el señor gobernador?

Durante la primera mitad del sexenio pareció claro que su carta fuerte era Gianni Ramírez sin embargo algo pasó al interior del grupo gobernante que descarriló al señor de las Grandes obras y lo mandó a la banca. Cuentan lo enterados que cuando Gianni salió del ánimo de Roberto Sandoval la que ocupó el espacio fue la senadora Margarita.

Hoy, cuando Naranjo ha dado el banderazo de salida rumbo al 2017, vale la pena consultar la bola de cristal para tratar de adivinar la jugada que diseñará el gobernador de Nayarit para tratar de dejar sucesor. De entrada es oportuno recordar que la prioridad de todo gobernador es dejar sucesor, sin embargo son muy pocos los que lo consiguen.

Antonio Echevarría perdió a su delfín Polo en la elección intermedia y al final se quedó sin caballo, viéndose obligado a apostar su resto a Miguel Ángel Navarro Quintero. A Ney González le pasó casi lo mismo, bajó de la contienda al cuñado y al final intentó jugársela con su esposa, todo para terminar perdiendo ante Roberto Sandoval.

A casi dos años de distancia, hay que ser verdaderamente brujo para anticipar lo que hará el gobernador, quien tiene un abanico de opciones muy reducidas para mantener el poder más allá del 2017.

La buena estrella de Gianni Ramírez le ha permitido al diputado colocarse al frente de la caballada, al grado de que no se aprecia ningún miembro del gabinete con posibilidades de disputarle la candidatura. Habrá que averiguar si el gobernador sigue creyendo que la senadora puede dar el estirón.

El problema es que el escenario nacional ha cambiado mucho en los últimos meses. Aunque Roberto Sandoval fue uno de los pocos gobernadores que rindió muy buenas cuentas en la pasada elección federal, es casi un hecho que la sucesión nayarita se regirá bajo la supervisión del PRI nacional, ya en el contexto de la sucesión presidencial.

Hay que recordar que si Roberto Sandoval consiguió ser candidato de unidad del PRI fue precisamente porque el PRI nacional metió las manos acatando las instrucciones del grupo de Enrique Peña Nieto.

Podría pasar lo mismo en el 2017, cuando ya esté perfilado el candidato presidencial y su equipo empiece a tejer hilos hacia los estados para apuntalar la elección presidencial. Ese panorama beneficia a los viejos bisontes del PRI, quienes al amparo de Manlio Fabio Beltrones muy pronto se van a poner de moda.

Esto significa que Raúl Mejía González ya está calentando motores para sumarse a Manuel Cota Jiménez en la batalla por la candidatura. Después de todo Raúl acaba de entregar muy buenas cuentas en Sonora, ni más ni menos que la casa chica de Manlio Fabio.

A reserva de lo que pase en los próximos meses, todo parece indicar que los reflectores se van a centrar en estos dos personajes, quienes contarán con la bendición del centro para buscar la gubernatura de Nayarit.

Raúl Mejía seguramente contará con el respaldo de Ney González, lo que en automático lo alejará del ánimo de Roberto Sandoval, quien de no tener un Plan B tendrá que inclinarse por Manuel Cota. Sin embargo el trabajo más importante que deberá realizar el gobernador no estará en la designación del candidato, sino en garantizar las condiciones para que el PRI no corra riesgos en la próxima elección.

Después de todo lo que sigue en la carrera de Roberto Sandoval es la senaduría, la cual tendrá en sus manos si dirige con inteligencia su sucesión. Para ello tendrá que repetirle la dosis a Lupe Acosta y cortarle las uñas como lo hizo en el 2011.

Pero la clave del éxito estará seguramente en garantizar que Layín se postule como candidato independiente, con lo cual se desfondará cualquier alianza entre PAN y PRD. Acosta Naranjo podrá hacer candidato a Polo Domínguez, pero si Layín es candidato a la gubernatura PAN y PRD prácticamente perderán toda su clientela electoral.

Por supuesto que es ingenuo suponer que Roberto Sandoval jugará sin candidato, así que hay que estar atentos a los indicios de los próximos meses, cuando deberá quedar claro quién es el favorito del Señor. Vamos a ver si Gianni ya fue perdonado o si, como lo hiciera el propio Sandoval en su momento, tendrá que irse por la libre, a ver si es chicle y pega.

Deja tus comentarios