Prohibir narcocorridos no disminuye el acceso a las drogas: especialista

- Oct 6, 2015
  • Hay más de 100 mil "Ponchis", seguir prohibiendo el corrido es como escupir para arriba, sostiene José Manuel Valenzuela

Guadalajara.- Los modelos prohibicionistas en torno a las drogas en México no han funcionado como se esperaba, y contrario a ello, han provocado miles de muertes y problemas en grupos como el de los jóvenes, según cita el diario El Informador.

Es así que prohibir que se programen corridos en el radio, por ejemplo, no ha disminuido que los jóvenes tengan un acceso a las drogas o ha impactado para que el joven no quiera vivir la vida de un narco, con dinero fácil y sin el esfuerzo que tendría que hacer al trabajar 10 horas corridas, sin el mismo resultado.

"Es necesario cambiar, redefinir, el proyecto de nación y el social; el problema y el poder del narcotráfico no son las armas de fuego, no son las R15, no son las AK47, es la corrupción y la impunidad que genera el poder del narco lo que los vuelve impunes, lo que los vuelve con capacidad para exhibirse, para hacer levantones en pleno día", aseguró el especialista del Colegio de la Frontera del Norte, José Manuel Valenzuela Arce.

Dictó la conferencia magistral "Narco cultura y necro política", dentro del congreso Drogas, Política y Cultura, Perspectivas Brasil-México, organizado por el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores de Antropología Social Occidente (CIESAS), donde señaló que en México existen miles de "ponchis" o sicarios, que no precisamente se vieron inmersos en el mundo del narco por escuchar corridos, sino porque crecieron en un contexto de violencia, de falta de educación y de lo mínimo para vivir dignamente.

"La mala noticia es que hay más de 100 mil niños en condiciones similares a la vida de "El Ponchi", el problema que tenemos es ónde debemos enfocar, seguir prohibiendo el corrido, es como escupir para arriba".

Señala que una de las manifestaciones sociales como el corrido, que la mayoría de las veces denuncia la complicidad de los narcos con la política, el clero y militares, es sólo una de las manifestaciones de la narco cultura, pues también existe una gran cantidad de títulos literarios y piezas cinematográficas, donde se habla de la vida de los grupos del narco, sin hacer apologías.

"El problema no es el problema del corrido, es tan absurdo pensar que prohibiendo corridos haces algo real ante un situación que tiene anclajes muy claros con la vida social y la expropiación de la esperanza y de los proyectos de vida de la población; es como decir que si hubiéramos prohibido los corridos, no hubiera habido revolución; o pensar que si prohibimos a José Alfredo Jiménez disminuiría el consumo etílico de la población mexicana".

Manifestó que la narco cultura sirve para entender cómo el referente del narco mundo cobra fuerza como uno de los ejes importantes, desde los cuáles distintos grupos sociales construyen el sentido de sus vidas, pero también le dan sentido a la muerte. No es algo positivo o negativo, simplemente trata de explicar la raíz del problema.

 

Con información del diario El Informador

Deja tus comentarios