Obra de Dios el que Patricia no hiciera daño, dice Roberto al New York Times

Nueva York.- Si el huracán Patricia no provocó la gran destrucción  que se esperaba se debió a "una obra de Dios", declaró el gobernador Roberto Sandoval al diario New York Times, considerado el periódico más acreditado del mundo.

“Podría decir que fue gracias a nuestra agencia de Protección Civil, a nuestra organización y protocolo, a nuestro operativo de seguridad -todas esas cosas que hicimos-, pero esto fue una obra de Dios”, dijo Sandoval en entrevista telefónica con el medio norteamericano.

“Dios no quería que México tuviera más pobreza y atraso", por eso detuvo al huracán y "hoy levantamos la cara y decimos gracias a Dios”, también dijo el gobernador de Nayarit al influyente rotativo neoyorkino.

Los efectos de Patricia, huracán categoría 5, considerado uno de los más poderosos de la historia, no fueron catastróficos como se pronostica, puesto que no hubo muertos y solo se reportaron algunos daños materiales sobre todo en Jalisco.

Deja tus comentarios