Blanca trabajaba y cuidaba de sus dos hijas, pero quedó inmóvil por una rara enfermedad

• En febrero comenzó un dolor de cintura, el cual se agravó y su cuerpo quedó inmóvil, el diagnóstico no ha sido muy claro y actualmente ha perdido mucho peso y habla y se mueve con dificultad; su madre pide ayuda para pagar estudios, medicamentos y alimentos especiales.

Tepic.- Blanca es  una joven de 25 años, madre soltera de dos pequeñas de 3 y 5 años, trabajaba haciendo limpieza en casas. En febrero de este año, como todos los días se levantó para salir a hacer sus labores, pero un fuerte dolor en la cintura acompañado de rigidez le impidió el movimiento, ahí comenzó su calvario. 

“Empezó con un dolor de cintura este a los cuatro días yo la lleve a que la sobaran y la sobaron, después al siguiente día la volví a llevar porque amaneció, en vez de mejorar amaneció peor y después de eso ingreso al hospital central, ahí la valoraron y me la internaron”, comentó Candelaria Román Cadenas, mamá de Blanca.

Tras una serie de estudios y valoraciones el diagnóstico no era muy claro, ahora el parte médico dice que Blanca sufre de una Necrosis de los ganglios basales secundaria a posible intoxicación por metanol, cianuro o monóxido de carbono.

“Puros probables, probables meningitis, probable alcohol adulterado, probable tumoración, pero éste ya el doctor, el neurólogo me dijo que ya no era tumor que porque al principio cuando ingreso si tenía una pequeña inflamación en el cerebro y conforme al medicamento que le estaban aplicando se le retiro esa inflamación y ya cuando la dieron de alta definitivamente que ya el por su parte ya no había nada por hacer, que ella ya iba a quedar así, como un vegetal”, añadió la señora Candelaria.

A siete meses de su padecimiento  la vida de Blanca y su madre cambió radicalmente, no puede comer, de hecho su peso es muy bajo, casi no puede hablar, mucho menos llenar sus brazos con el calor de sus hijas.

Su movilidad se ha mejorado gracias a las terapias que recibe en el Centro de Rehabilitación y Educación Especial (CREE), lugar al que se trasladan con apoyo de una ambulancia de Protección Civil.

“Me han estado apoyando aquí en el CREE, gracias a dios ya moviliza una mano, el pie, la cabeza, ya me dice adiós, incluso ya quiere agarrar el vaso para comer ella sola y eso me motiva a seguir adelante”, contó esperanzada la madre de Blanca.

La mirada de joven pide ayuda y a las carencias económicas de su madre la limitan para ayudarla, por eso buscan apoyo de la sociedad para estudios, medicamentos y alimentos especiales.

“Que la hagan estudios de la garganta con un otorrinolaringólogo, que le hicieran estudios de riñones, de pulmones, ósea los estudios que le hacen falta a ella y si se pudiera que la pudiera checar otro neurólogo para que nos diera una segunda opinión y pues apoyo ahora si con pañales, con lo que la gente pudiera, yo siento que si yo busco apoyo, si sigo tocando puertas, sí, sí se me va a levantar”, finalizó la señora Candelaria.

Vídeo: Luis Medina • NTV

Deja tus comentarios