Monseñor Alfonso Humberto Robles, un luchador que no quería reflectores, sólo ayudar

• Parte del legado del Obispo Emérito fueron los valores del amor, el respeto y solidaridad, señaló la Diócesis de Tepic.

Tepic.- Cuando se quiere ser fiel a los ideales, se puede, así como luchar por los valores del amor, el respeto y la solidaridad; esto es parte del legado que deja Monseñor Alfonso Humberto Robles Cota, Obispo Emérito de Tepic, quien murió este jueves 5 de enero en el Sanatorio Francisco de Asís, en Guadalajara, Jalisco. 

“El fue un eterno luchador por los Derechos Humanos, él se comprometió muchísimo en muchas luchas que él las hacía con una discreción tremenda, precisamente, porque él no quería reflectores, él no quería llamar la atención, pero sí quería ayudar”,  señaló Rafael Rentería, vocero de la Diócesis de Tepic. 

“Nos deja una gran enseñanza, 27 años de ministerio episcopal aquí en Tepic, 27 años donde el estuvo, como él decía ‘gastándose y desgastándose por el reino’ señaló el Vocero, quien afirmó que que obispo nunca buscó protagonismo.

El Obispo Robles nació el 30 de octubre de 1931, en Los Mochis, Sinaloa, fue el hijo número 17; ingresó al Seminario en Culiacán en 1945, donde cursó tres años de Humanidades, posterior a ello estudió de 1948 a 1954 en el Seminario de Montezuma, Nuevo México en Estados Unidos, además de Filosofía, finalmente en la ciudad de Roma se preparó en Teología, recibió el Sacramento del Orden Sacerdotal a sus 24 años de edad, justo el 30 de octubre de 1955, en su cumpleaños.

“Un personaje muy conocido, reconocido y querido, apreciadísimo en todos lados y eso a nosotros nos da un sentimiento de mucho agradecimiento de haber compartido la vida con él”, indicó

"El cuerpo del señor Obispo Emérito, va a llegar a quí a la catedral a las 4 de la tarde, va a ser velado durante toda la noche, mañana sábado 7, va a ser su misa precisamente aquí en la catedral, presidida también por el cardenal Carlos Aguiar Retes, después se va a sepultar en las criptas que tenemos aquí en la catedral, en la sección asignada a los obispos". 

Es importante resaltar que el 17 de enero de 1981 fue preconizado como el sexto Obispo de Tepic. 

El 21 de febrero de 2008, fue aceptada oficialmente su renuncia al Gobierno de la Diócesis, fue administrador Diocesano durante el período de “sede vacante”, y desde el 11 de abril de ese mismo año se convirtió en Obispo Emérito de Tepic.

Vídeo: Luis Medina • NTV

Deja tus comentarios