Encontró su vocación y hoy es famoso creador de botargas

  • Hace dos décadas dejó su plaza de maestro, y se dedicó en cuerpo y alma a animar fiestas infantiles

Tepic.- Desde niño comenzó a fabricar sus propias marionetas, pero cuando entró  a estudiar en la Escuela Normal, perfeccionó la técnica para crear lo que ahora se le conoce como botargas.

Miguel “Ayeber” González creó hace 22 años su propia empresa de animación infantil, algo que nunca planeó, pero el destino le tenía preparado ese trabajo.

Miguel contó que sus primeras botargas fueron las de los personajes del show de televisión “Odisea Burbujas”, mismos que son sus favoritos a pesar de que ha creado más de 150 personajes en más de 2 décadas.

“El primero, primero fue Patas Verdes, porque mi mama de los 19 años es costurera y tenía una tela color verde que era de mi hermana cuando salió de virgen y la agarré y dije ‘de aquí soy’. Hice la máscara y me gustó y ya empecé a hacer mi ahorro para comprar más tela y material”, dio a conocer Miguel González.

Las primeras botargas las hacía a base de cartón y alambre y poco a poco fue perfeccionando la técnica. Ahora utiliza esponjas, lo que ayuda a hacer más livianos y resistentes los disfraces.

La magia de los eventos comenzó ahí mismo en su natal Bellavista, en el Municipio de Tepic. Fue un 17 de junio del ‘95 cuando se presentaron en una fiesta familiar del Día del Padre y ahí sus vecinos los vieron y los clientes llegaron de todos lados.

“La misma gente te va llevando a lo que quieres, primero era puro show, luego me pedían juegos y hacíamos show y juegos, y luego me pedían que organizáramos la piñata, entonces era show, juego y organizar la piñata y la misma gente nos fue llevando a lo que ahora hacemos como animación”, comentó.

Entre personajes como Mickey Mouse, las princesas de Disney y super héroes, trabaja Miguel todos los días; pero no todo ha sido diversión, ya que recordó que en una ocasión tuvieron que regresar de una presentación en Compostela en un vehículo muy peculiar.

“Nos tuvieron que traer en una carroza de muertos, con todo el vestuario y todos apretados y ya llegamos casi amaneciendo y fue algo peculiar, algo chistoso que si me platicas lo que va a pasar no hubiera ido a esas presentaciones”, agregó.

Fue así como Miguel dejó su plaza de maestro de Educación Especial hace 2 décadas y se dedicó a lo que el consideró que lo iba a hacer feliz y cubriría sus dos grandes pasiones, que es fabricar botargas y trabajar con niños, en este caso llevándoles diversión a sus eventos.

Video: Antonio Rivera

Deja tus comentarios